¿De qué están hechos los niños?

Me hubiera gustado ser alguna vez un niño.

viernes, 10 de febrero de 2017

El tiempo no avanza...

No sé si te pasa lo mismo, y te hablo aquí pensando que algún día leerás esto. El tiempo no cura nada, el tiempo solo borra lo frágil, lo indeciso, lo que no trasciende... borra las cosas que dudamos, las que no estamos seguros, borra en lo que no creemos... Pero como borrar un sentimiento que está grabado en todo lo que conforma a un ser humano? Como hacer que el tiempo y las nuevas experiencias me hagan olvidar este sabor que tengo en la boca? o esta sonrisa que tengo grabada en mi mente? Esto es desesperante, literalmente grito tu nombre con todas mis fuerzas cuando voy en moto por la carretera, lo grito ahí para que nadie me escuche, lo grito para sacarlo de adentro, para vaciarme... pero cada vez que lo hago tu recuerdo me golpea más fuerte, más directo, más seguro. En la lucha de mi mente con mis sentimientos, por lo general gana mi mente, pero hoy, cada vez se equilibran más en tu nombre. Sé que te pasa lo mismo, lo que me pasa no puede ser un sentimiento vacío, vacío como un grito al cielo... lo que me pasa debe ser un punto de energía que desemboca en otro, tú. Si bien cada vez te quiero más cerca mío, cada vez me convenzo que mi egoísmo debe parar, tus sentimientos y tu persona es lo que más me importa en la vida. Tú eres mi vida. Sueño contigo, te veo en otros rostros, te imagino, te busco en las calles, miro tus fotos, te llamo... todos los días te llamo. Si esto no se me pasa pronto... no sé que haré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario